Publicado el 9 Jul, 2020

Pese a reducción de participaciones federales, en Soledad no se detiene la obra pública ni programas sociales

*Confirma Alcalde Gilberto Hernández Villafuerte que se mantiene una política de austeridad y contención del gasto para hacer frente a diversos compromisos.

Ante la reducción de las participaciones federales, el alcalde de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte, señaló que se mantiene una política de austeridad que permite hacer frente a diversos compromisos, pero no se interrumpe la obra pública ni programas sociales que son en beneficio de la sociedad.

Indicó que la alcaldía mantiene diversas medidas para generar un ahorro significativo en el gasto de la administración, garantizando su manejo eficiente y el aprovechamiento de los recursos, sin que esto afecte a los servicios, obras y programas que se brindan a los soledenses.

“Sólo se dejan los gastos que sean estrictamente necesarios y no se suspenden aquellos que sean en beneficio de la sociedad”, abundó.

Señaló que desde el mes de diciembre del año pasado, se reflejaron reducciones que van desde los tres hasta los ocho millones de pesos, “aunque esta modificación repercute en la obra pública y programas sociales, no dejan de desarrollarse”.

Indicó que se fortalecen las finanzas municipales a través de acciones y programas encaminados a incentivar el pago de impuestos, cuyos ingresos se regresan a la sociedad en programas, obras y acciones, aunque es una labor titánica con la emergencia sanitaria por el Covid- 19 que ha impactado en la economía de las familias.

“Nosotros estamos en un tema de austeridad permanente, vamos a estirar hasta el más mínimo centavo, aplicamos el recurso de manera muy escrupulosa, lo que nos ha permitido arrancar obras y mantener vigentes los distintos programas sociales”.

El edil señaló que sostendrá comunicación directa con la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, para que se especifique si habrá algún recorte adicional, "hay un fondo para apoyar a los municipios, porque sucede que el hilo se revienta por lo más delgado y los platos rotos terminan siendo pagados por los municipios, cuando somos los que tenemos el contacto directo con la población, somos quienes atendemos y resolvemos las demandas de la ciudadanía".

Finalmente, confió en que se trabajará en estrategias que no impliquen el recorte de personal, además de buscar acceder al Fondo de Estabilización para cubrir diversas necesidades.